domingo, junio 28, 2009

La democracia priápica de Papi


Cuando llegue a los setenta
a Cupido yo le pido
me conserve la libido
y en buen uso la achaquienta
por si un lance se presenta,
viendo que manda y trajina,
priápico, a la vellina
desde su alta palestra,
Papi, con mano maestra
y sobras de vitamina.