jueves, marzo 08, 2012

Más horas que un chino

El amo de Mercadona
le reprocha a sus clientes,
las trabajadoras gentes,
que son harto comodonas,
y con actitud largona
al sorprendido vecino
que le compra su porcino
y la morcilla arrocera,
le anuncia lo que le espera:
hacer más horas que un chino.
¡La reforma laboral
con cierto toque oriental!