jueves, abril 05, 2012

Ay, estos mercados


Mariano, no se dan cuenta
los puñeteros mercados
que al gobierno has arribado,
y con su furia avarienta
dejan la prima achaquienta,
se ciscan en tus reformas,
en tus normas y en tus hormas,
y, cual otro Zapatero,
te patean el trasero
sin respetar ni las formas.