martes, abril 24, 2012

Palabras

No te lamentes de ruinas,
 no aludas a precipicios,
 no propongas más cilicios
 ni medidas sarracinas,
 no hables de quiebras vecinas
 ni charles de decadencia,
reconoce la indecencia
 de tu discurso faltón
 cuando eras oposición
y el crack era ya evidencia.