lunes, mayo 14, 2012

Las matemáticas no engañan

Las mates y el algodón
 nunca engañan, vive Dios,
 y por eso dos y dos
 en nuestra numeración
 son cuatro sin discusión
 ni precisar de talento,
 porque, si llegó a doscientos
la prima con Zapatero
 aquél mayo puñetero,
 hoy, con Rajoy, quinientos.